Inicio | Siervas de María | Fundadora |  Siervas Ilustres  | Boletín Informativo | Multimedia | Contacto | Llamada  |  Enlaces |  Oraciones 
Siervas Ilustres

      -Sor Florencia Janer

      -Sor Dositea Andrés
          -Sor Perfecta Temiño     

      -  Sor Blanca Amo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Castillo de Zamora

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Siervas Ilustres: Sor Perfecta Temiño

      Sor Perfecta Temiño, estuvo junto con  Sor Dositea, cuidando   a  los soldados afectados por la epidemia gripal de 1918 en el Castillo de Zamora. Sufrió al igual que Sor Disitea el contagio, sin embargo esta Sierva de María, consiguió superarlo y  dedicarse por entero a ayudar y socorrer a los pobres y necesitados, desplegando el buen olor de Cristo en obras de caridad. 

No conservamos una biografía extensa, pero podemos reconstruir unas pequeñas notas sobre su vida que iluminan algunas facetas de su gran personalidad humana y espiritual.

Nace en un pueblecito de extensos pastos verdes, llamado Selaya, (Cantabria), el día 21 de diciembre de 1869. Ingresa en el Instituto en la Casa de Santander  el 28 de mayo de 1893. Después de su Noviciado en Madrid, fue destinada a Zaragoza, donde se inició en  los ministerios de cuidar a los enfermos, como es la misión propia de la Congregación.

    Desempeñó distintos cargos de responsabilidad durante los años  1923 - 1926: Ecónoma en Medina del Campo, Asistente en Zamora, Astorga y Hospital de  San  Juan  Bautista  de Portugalete (Vizcaya)   y Superiora   en   Medina   de Rioseco. A ella le debemos unas preciosas crónicas de estos años.

     En la breve reseña necrológica que se conserva, resalta su vida de entrega y su espíritu de pobreza y sacrificio. “Era la primera en  los   trabajos de casa, le gustaba hacerlo todo bien hecho y con perfección, haciendo honor a su nombre”.  

      Su vida espiritual la cuidaba mucho; era fervorosa, diligente y muy amante de Jesús Sacramentado.

     Falleció en la Casa de Portugalete Hospital (Vizcaya) el día 22 de Agosto de 1948.

      Los Zamoranos en el año 1927 le otorgan a Sor Perfecta Temiño y a dos sacerdotes de la ciudad de Zamora, por la humanitaria labor de los tres durante la gripe del año 1918 la insignia: La Cruz de Beneficencia, otorgadas por suscripción popular .

      Esta condecoración a las Siervas de María, en la persona de Sor Perfecta Temiño, reconocía la heroica caridad de esta Hermana que voluntariamente prestó asistencia a los soldados atacados por la gripe, dedicándose de día y de noche al cuidado de los enfermos hasta que cayó victima de la enfermedad que le puso a las puertas de la muerte.



       La ciudad de Zamora, les dedicó una lápida en la fachada del Ayuntamiento, en la Plaza Mayor, en la que reza una inscripción en caracteres dorados de la siguiente forma:


“ A D. Agustín Jambrina, D. Manuel
Fernández y Sor Perfecta Temiño,
Párroco de San Torcuato y San Lázaro
Y Sierva de María.
Condecorados con la Cruz de Beneficencia
De 1ª clase por su extraordinario
Celo durante la epidemia gripal de 1918.
La ciudad agradecida”.
XII –VI- MCMXXVIII

  www.siervasdemariacastilla.com © Copyright 2015 Siervas de María Provincia de Castilla   
Creado por Siervas de María, Ministras de los enfermos