Inicio | Siervas de María | Fundadora |  Siervas Ilustres  |  Boletín Informativo |  Multimedia | Contacto | Llamada  | Enlaces |  Oraciones 
     Siervas Ilustres

      -Sor Florencia Janer

      -Sor Dositea Andrés
          -Sor Perfecta Temiño     

      -  Sor Blanca Amo

  Siervas Ilustres, religiosas en proceso de   canonización

 

A la declaración oficial y solemne de SANTA, por parte de la Iglesia, se llega después de un exhaustivo estudio que incluye estas etapas:

  • Investigación de la vida, bajo la autoridad del Obispo de la Diócesis correspondiente (Proceso Diocesano).


  • Declaración de testigos: una parte de la investigación incluye la declaración de testigos oculares, que conocieron a las siervas de Dios.


  • La Congregación cuenta con una Hermana (Postuladora de las causas de los santos) encargada de redactar por escrito todo lo anterior (Positio), para ser presentado al estudio de los expertos pertinentes.


  • Una vez redactada la positio, ésta es examinada por los expertos, un equipo de ocho teólogos. Si seis o más la aprueban va a la junta de Cardenales y Obispos para que emitan su juicio. Si éstos la aprueban la causa pasa al Papa para que tome su decisión.

Resumiendo esquemáticamente las etapas y la denominación que se da en cada fase de ellas:

  • SIERVO(A) DE DIOS, se denomina así al candidato (a) del que se estudia su vida con vistas a su futura canonización.

  • VENERABLE, este título se da una vez que se aprueba la Causa y se declara la heroicidad de las virtudes de las siervas de Dios (en este caso).

  • BEATO (A), título que se da mediante un auto apostólico por el que el Papa declara que el Siervo (a) de Dios debe ser venerado (a) como uno de los beatos de la Iglesia. Tal veneración se limita, sin embargo, a una diócesis local, a una región delimitada, a un país o a los miembros de una Congregación religiosa.
    Para la beatificación se necesita un MILAGRO, es decir, se pide una señal divina que confirme el juicio de la Iglesia. La Iglesia toma por tal señal divina un milagro obrado por la intercesión del candidato.

  • SANTO (A), Cuando el último milagro exigido ha sido examinado y aceptado, el Papa emite una bula de canonización en la que declara que el candidato debe ser venerado (ya no se trata de un mero permiso) como santo por toda la Iglesia universal .Esta vez el Papa preside personalmente la solemne ceremonia (Canonización) en la Basílica de San Pedro.

   Así pues, en esta sección presentamos a:

  • La Beata María Catalina Irigoyen Echegaray

  • Las siervas de Dios: Las mártires de Pozuelo de Alarcón:   Sores: Aurora, Aurelia, Daría y Agustina; y la Madre Soledad Sanjurjo

  www.siervasdemariacastilla.com © Copyright 2015 Siervas de María Provincia de Castilla   
Creado por Siervas de María, Ministras de los enfermos